Los tratamientos actuales para el glaucoma pueden presentar ciertos problemas de adherencia por lo que se están explorando nuevos sistemas de administración. Entre estos nuevos sistemas se encuentran dispositivos como tapones lagrimales, lentes de contacto, sistemas de entrega en anillos, plataformas de micropartículas y más, por lo que EyeWord ha entrevistado a dos profesionales el Dr. Bacharach y el Dr. Kahook, para saber que ofrece cada uno de estos dispositivos.

Estos sistemas de liberación sostenida pueden ser de dos tipos: los eGAPs (administración de fármacos guiada externamente, por sus siglas en inglés) o iGAP (administración de fármacos guiada internamente). Según uno de los expertos, la eficacia de los iGAPS es elevada pero pueden presentar problemas de seguridad. Por otro lado, los eGAPS tienden a ser más seguros pero con un posible compromiso de eficacia.

Un dispositivo que se está explorando actualmente es el Sistema de Entrega de Tapones Punctuales, un tapón mínimamente invasivo que se encaja en el sistema de drenaje lagrimal y libera pasivamente el fármaco desde la placa frontal a la película lagrimal. Sin embargo, la retención de los tapones es poco fiable y su carga en fármaco es pequeña.

Otro sistema similar pero con diferente fármaco está preparado para su alojamiento en el punctum y el canalículo. En este caso se trata de un sistema portador de polímeros que suministra el fármaco lentamente a la película lagrimal sin una placa frontal y se hincha una vez colocado en su lugar de inserción. Como desventaja, el tapón puede migrar hacia el sistema de flujo de salida distal sin que sea percibido.

Una tercera opción, esta vez en anillo con fármaco incorporado, difunde el este directamente en la película lacrimal. Se coloca de forma no invasiva sobre el ojo de manera similar a una lente de contacto de gran diámetro, y puede llevar una mayor carga de medicamento que los tapones. Puede producir incomodidad por el roce con el tejido ocular y problemas estéticos ya que el dispositivo es visible a lo largo del canto medial.

Otra modalidad es un dispositivo similar al anterior. Se trata de una suave estructura elastomérica que se coloca sobre la esclerótica debajo del párpado.

Además existe un primer intento de iGAP creado para el uso subconjuntival de un fármaco en micropartículas que pueden liberarse durante varias semanas o meses tras inyección subconjuntival.

La eficacia con todos estos sistemas de superficie puede ser algo limitada. Para muchos pacientes que necesitan reducciones de leves a moderadas de la PIO, estas eGAP pueden proporcionar una disminución suficiente según los especialistas; que además exponen que esta puede ser una manera de superar algunos de los retos de la adherencia y los efectos máximos y mínimos de las gotas.

Fuente: https://www.eyeworld.org/evaluating-surface-based-sustained-delivery-platforms-glaucoma